Semana Santa 2018: millones de coches con neumáticos en mal estado

Si esta Semana Santa 2018 tomamos nota de 3 puntos clave, tendremos los neumáticos del coche en perfecto estado. Pero serán muchos los coches que los llevarán con la presión inadecuada o desgastados.

Este reportaje está lleno de datos. Alarmantes, sí. Pero reales. Pero también está lleno de consejos. Es un análisis práctico de cómo está la mayoría de las ruedas de los turismos que se desplazan, ahora mismo, masivamente por la Semana Santa 2018.

Atentos. Según Grupo Andrés, casi 24 millones de neumáticos rodarán en Semana Santa 2018 en mal estado. Esto es, con desgaste excesivo, daños internos o con baja presión.

revisar neumáticos antes de Semana Santa 2018

Esto lo podemos expresar con otra cifra. Representan el 73 % de los coches que protagonizan todos los trayectos de estos días.

Toma Nota

Ahora pasemos a tomar cartas en el asunto. Es el momento de tomar nota de los 3 cuidados fundamentales que necesitan los neumáticos. Esenciales para recorrer cientos de kilómetros con seguridad en Semana Santa 2018, y que nos recomienda Grupo Andrés:

1 Presión correcta, de acuerdo con los valores proporcionados por el fabricante del vehículo.

2 Profundidad de dibujo en la banda de rodadura por encima de 1,6 milímetros. Hay datos concretos: algo más de 600.000 vehículos equipa un neumático desinflado. Esto es, con presión de 0,5 atmósferas o más por debajo de lo recomendado. Esto triplica el riesgo de reventón en autovía o carretera cuando se circula con pasajeros y equipaje.

3 Ausencia de cualquier bulto extraño o corte importante en los flancos.

Esas son las 3 medidas propuestas por el primer distribuidor independiente de neumáticos en España y Portugal. Se basan en experiencias acumuladas al trabajar con más de 20.000 talleres de neumáticos.

revisar neumáticos antes de Semana Santa 2018

Finalmente, ojo con el clima cambiante de esta Semana Santa 2018. Se alternan temperaturas bajas, aguaceros imprevistos y jornadas veraniegas. Todo ello pondrá a prueba la adherencia y resistencia de todas las cubiertas. Especialmente de las que tienen con más de 5 años de antigüedad o más de 45.000 kilómetros.