O chateas o conduces: el peligro del móvil al volante

Estamos “enganchados”: el móvil parece que se nos ha pegado a la mano a la mayoría de los europeos. Según la encuesta de BP, CASTROL y RACE realizada el año pasado a un total de 1.100 conductores, y extrapolando los datos a los 22,6 millones de conductores con carné clase B, unos 12,7 millones de conductores (casi un 60%) admiten utilizar el móvil al volante para hablar, y casi 3,9 millones de conductores españoles (17%), utilizarían el móvil como smartphone durante la conducción.

Son cifras alarmantes, y eso que España es el segundo país europeo con la sanción más alta por el uso del móvil al volante, con 200 € de sanción. Esta multa casi dobla la media de los 19 países europeos analizados, que está en torno a los 105 euros, muy por encima de los 40 € de la República Checa, 50 € de Austria, o 60 € de Alemania.

Grafico-sanciones-movil -alvolante

El estudio conjunto se ha realizado para conocer cómo la problemática del uso del móvil al volante se ha visto reflejada en el resto de países de nuestro entorno, para lo cual se ha preguntado a los clubes de automóviles de los países europeos, obteniendo datos de un total de 15 países, incluido España. Y con este importante sondeo se ha comprobado si realmente se trata de un problema para la seguridad vial. Para nueve países, en concreto Finlandia, Francia, Italia, Suiza, Luxemburgo, Portugal, Holanda, República Checa y España, se trata de un problema de seguridad vial que catalogan como “Muy importante”, mientras que en países como Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia, Hungría y Suecia se califica como un problema de seguridad vial “Importante”.

Distracción al volante

Dentro de las distracciones al volante, que es un importante conjunto de factores de riesgo en la conducción, representa aproximadamente la mitad del total de las causas detectadas en los accidentes con víctimas. Y el uso de los dispositivos móviles está cobrando un mayor peso como factor de riesgo de los accidentes de tráfico, muchísimos de ellos con importantes daños en chapa y pintura del coche. Además, crece el número de conductores que chatean al volante.

Sobre esto último, prácticamente el 90% de los casos se hace cuando el vehículo está detenido, bien en un semáforo en rojo o en un atasco en entornos urbanos.

En el informe de BP, CASTROL y RACE se ha querido reunir qué tipo de campañas están vigentes sobre el uso del móvil en la conducción. En nuestro país, estas marcas han puesto en marcha la campaña “STOP CHATEAR”, con el apoyo de la DGT, basada en distintas acciones desarrolladas principalmente en redes sociales.

Recomendaciones campaña #stopchatear

– Silencia los avisos y mensajes y, si es posible, contesta con un mensaje “Estoy conduciendo, te llamo luego”. Lo más sencillo es silenciarlo y ponerlo en un lugar donde no lo veamos mientras conducimos.
– Evita chatear con gente que sabes que puede estar conduciendo.
– La seguridad es lo primero: tus amigos y familia pueden esperar a que termines de conducción.

Tomen nota de este “nuevo” peligro. Se expanden los smartphone y la conectividad en cualquier sitio, pero la tecnología hay que saber usarla.

+INFO
www.stopchatear.com
#stopchatear