Mini Swiss Watch, primicia en Madrid Joya

Hay detalles que son más que eso: muestras de distinción. Para dejar huella ha nacido una nueva marca relojera. Hará su debut europeo en la próxima feria Madrid Joya, en septiembre. A continuación os adelantamos detalles de los Mini Swiss Watch.

Sí, detalles. Ya lo hemos avanzado: hablamos de signos de distinción como los relojes. Y es que se ha lanzado Mini Swiss Watch. Una firma directamente relacionada con el mítico modelo británico. Entre otras cosas, llevan el sello de autenticidad emitido por la propia Mini, del Grupo BMW.

No es para menos. Basta echar un vistazo a las líneas y tonalidades de la Colección 2019 para reconocer el estilo Mini más reciente. Del automóvil creado por Frank “Curro” Stephenson Santos. En su desarrollo se ha invertido más de un millón de euros. Y se fabrican en Suiza.

Estilo Mini. Relojes inéditos

Mini Swiss Watch
Imagen promocional de la nueva marca

En los relojes han trasladado las bandas coloreadas de la carrocería; el logotipo Mini o la enseña británica. Y hay más: Esfera, pulsadores, caja y correas de las piezas relojeras se han creado con el beneplácito de los responsables de la marca automovilística.

Mini Swiss Watch
os rasgos más característicos del Mini de última generación están presentes en los relojes de la nueva marca suiza, Mini Swiss Watch

El resultado es un catálogo con modelos con precios de entre 220 € y 785 €. En España los distribuye en exclusiva Grupo AYSERCO.

Y para este lanzamiento han preparado un espacio exclusivo dentro de su stand en la edición de Madrid Joya. Este evento tendrá lugar del 12 al 16 de septiembre en IFEMA y se mostrarán por vez primera en toda Europa.  Concretamente, estarán expuestos para deleite de visitantes en el pabellón 10. Stand 10 E 22. Y nosotros estamos deseando verlos “en directo”…

En cuanto a ventas, las previsiones iniciales para los Mini Swiss Watch se aproximan a 12.000 unidades. Corresponden al último trimestre de 2018. En cuanto al año que viene, rondarán las 45.000 piezas. Será el primer ejercicio completo de comercialización.

En resumen, el inicio de rasgos distintivos que en Madrid serán pimicia europea.