Lencería para casas. Intimidad que decora

¿Hay algo más íntimo que el confort que encuentras en tu hogar? Quizá la ropa interior que eliges cada mañana… Esa lencería, ahora, también es un conjunto exclusivo de alfombra y sillón.

Ambos elementos se han creado inspirándose en los bordados de la lencería íntima. Así que compartirlos puede ser una experiencia muy placentera y rebosante de confianza. Y sin renunciar a la exclusividad.

Valentina Space. GAN
Conjunto de sillón y alfombra

La diseñadora es Alejandra García-Blasco, licenciada en Bellas Artes en la UPV de Valencia. Ella es la responsable del Valentina Space para la marca GAN. Lo forman dos piezas: una alfombra y un sillón bajo a juego. Las manos expertas de las mujeres de la India han utilizado técnicas tradicionales para su confección.

En el caso de la alfombra, no hay “esquinas agresivas”. Los bordes son redondeados y ribeteados. Los motivos del bordado se entrelazan en blanco o carmesí sobre un fondo gris marengo o beige.

Valentina Space. GAN

Sobre la alfombra, el sillón. Pero parece que queda casi a ras de suelo. Este modelo Valentina lleva dos cojines mullidos sobre una estructura metálica, la cual parece levantarse directamente de la alfombra. Comodidad y desenfado. Intimidad de lencería para sentarse.

Valentina Space. GAN
Detalle del bordado artesanal realizado por artesanas de la India

 

Así que pura lencería para la casa en pura lana virgen. La alfombra tiene unas medidas de 170×260 cm. El sillón es de 75x95x70 cm. En ellos,  la técnica de cadeneta se aplica a los motivos y estos adquieren la impronta de bordados.

El valor de la lencería casera

Veamos los precios: Las alfombras cuestan 950 €, mientras que el sillón sal a la venta por 1.250 €.

Valentina Space. GAN
Una bella imagen del estupendo rincón que podemos crear.

Con todo esto, se crea un ambiente de calidez y refinamiento con marcada feminidad. Un trabajo muy nuevo realizado para la firma GAN. Nacida en 2008, esta la firma de Gandiablasco para interiores.

Valentina Space. GAN
Estructura del sillón.

Y todo con la inspiración de Alejandra, desde 2012, capaz de vestir de lencería el interior del hogar con bordados a mano… En resumen, comodidad sugestiva.