Lluvia de estrellas y hombres pájaro en Canarias

Formar parte de la naturaleza también es posible al hablar de astronomía. Cuatro saltadores acompañaron a la lluvia de estrellas de este verano en el Gran Telescopio de Canarias.

salto-lluvia-de-estrellas-tallerator-1

“No quedan días de verano”… dice una canción de Amaral. Pero sí nos quedan los recuerdos y algunos momentos especiales de esas fechas. Por ejemplo, las siempre puntuales estrellas fugaces de mediados de agosto.

Aunque este año hay un añadido para rememorar la belleza de este fenómeno astronómico gracias a la acción organizada por la división deportiva de Red Bull.

salto durante lluvia de estrellas perseidas 2016
Lluvia de estrellas… y saltos de hombres convertidos en pájaros por unos minutos. Belleza y vida.

Utilizando los ya conocidos trajes de alas, los cuatro aventureros saltaron desde la aeronave T-21 del Mando Aéreo de Canarias con la ayuda del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), del Cabildo Insular de La Palma y del Ejército del Aire. Un dato: la canaria isla de La Palma se considera como el cielo más limpio del Hemisferio Norte para la observación astronómica.

Los protagonistas humanos de la lluvia de estrellas de 2016

salto-lluvia-de-estrellas-tallerator-2

Así, Jokke Sommer (Noruega), Marco Waltenspiel y Georg Lettner (Austria) y el español Armando del Rey imitaron la caída de la lluvia de estrellas a la vez que se producía el fenómeno.

El resultado, un bonito espectáculo de simbiosis entre el hombre y el universo en el cual los atletas saltaron desde 1.800 metros de altura y sobrevolaron el Observatorio del Roque de los Muchachos (en el municipio de Garafía) a 170 km/h.

Gracias a esto, han quedado inmortalizadas las bellas imágenes que os mostramos en el Blog del comparador de neumáticos online. Con luces “instaladas” en los propios hombres pájaro como si formasen su propia lluvia de estrellas Perseidas.

salto durante lluvia de estrellas perseidas 2016
Espectacular vista con el Gran Telescopio de Canarias en primer plano

Al respecto, comentaba Jokke Sommer explicó que «La experiencia ha sido increíble. Literalmente he sentido como si estuviera en un videojuego. Estaba en un túnel negro y sólo veía miles de estrellas en mi cara. Ha sido una visión increíble. Realmente sientes la velocidad, pero como no tienes nada que te rodee, estás ahí fuera en el espacio. ¡Una locura!”.

Por qué no decirlo: esta descripción nos da envidia, pues debe ser algo único, además, para quienes amamos la astronomía.

Isaac Campos

Periodista y editor. Jefe de Prensa en Tallerator. Redactor de TV, radio y prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.