La furgo que electrificó la Copa de la Champions

Fue un súper partido de fútbol que enfrentó al Real Madrid con el Atlético en la Final de la Champions League. Los dos equipos españoles lucharon por una copa transportada en una Nissan eléctrica especialmente preparada para el evento. Estos son sus secretos:

Copa de la Champions en la Nissan e-NV200

La marca japonesa continúa su ambicioso de implementación de la movilidad eléctrica en todo el Mundo. Y qué mejor que aprovechar un partido de fútbol que seguido por millones de personas. Dos equipos españoles se enfrentaron el sábado 28 de mayo en una gran final que hizo historia: el impresionante estadio milanés de San Siro fue el “templo” que acogió el duelo de equipos madrileños.

Copa de la Champions en la Nissan e-NV200

Un acontecimiento futbolístico en donde Nissan tuvo gran protagonismo. Se preparó una edición especial de la furgoneta eléctrica Nissan e-NV200 para transportar hasta el estadio el inmenso trofeo, aprovechando su sobresaliente espacio interior. El jueves 26, este vehículo de 0 emisiones y especialmente decorado, llegó a la impresionante Catedral de Milán, una edificación gótica de 11 metros cuadrados situada en la Piazza del Duomo.

De allí, la Copa de la Champions League volvió a “cargarse” en la furgoneta para que el sábado, antes de la final, llegase al estadio como parte del desfile del trofeo organizado por la UEFA.

Copa de la Champions en la Nissan e-NV200

Además, Nissan puso a disposición más de 100 vehículos eléctricos para la UEFA y para los patrocinadores, que fueron utilizados para el traslado de miembros de la organización e invitados durante todo el fin de semana. Para suministrar la energía eléctrica necesaria a la batería del coche, y en colaboración con A2A, se instalaron 17 cargadores rápidos públicos, 13 de los cuales se mantendrán de forma gratuita tras la celebración de la final de la UEFA Champions League.

Antes del evento, Gareth Dunsmore, Director de Vehículos Eléctricos de Nissan Europa, comentaba que «La final en Milán este fin de semana es la culminación de otro año emocionante en nuestra asociación con la Liga de Campeones, el torneo de fútbol más prestigioso en el mundo», añadiendo que «las emisiones contaminantes y el aumento de gases de efecto invernadero son verdaderos desafíos a los cuales se enfrentan las ciudades de cualquier lugar, incluyendo Milán».

Copa de la Champions en la Nissan e-NV200

La semana anterior al partido, el ayuntamiento de la ciudad italiana inauguró el proyecto de Nissan para la instalación de 12 cargadores rápidos en el área metropolitana. La iniciativa se convierte en la mayor instalación de infraestructuras de carga rápida en una sola ciudad en Italia. A estos se suman los dos nuevos cargadores rápidos del Aeropuerto de Malpensa y otros tres en el Aeropuerto de Linate, uno de los cuales permanecerá instalado después de disputarse el torneo de fútbol.

«Las estaciones de carga rápida hechos por Nissan en Milán serán decisivos para la implantación de la movilidad cien por cien eléctrica», afirma Dunsmore.

Así es la Copa de la Champions

Copa de la Champions en la Nissan e-NV200Imponente. Es la palabra que mejor describe el trofeo que el Real Madrid se llevó este sábado. El premio de la UEFA Champions League mide 73,5 cm y pesa 7,5 kg. Diseñada y fabricada en Berna (cerca de la sede de la UEFA) por Hans Bangerter, se tardan 340 horas de trabajo en hacerse realidad. Así es el objeto de deseo que pudo verse a través de los cristales espaciales de la Nissan e-NV200 preparada para el acto, y que finalmente se llevo el Real Madrid en la tanda de penaltis. Una final… electrizante.