Cómprate el superdeportivo español que viene directamente de Hollywood

Si te gusta la velocidad y el cine, seguro que no te perdiste la peli “Need for Speed”, basada en el famoso videojuego. Ahora, uno de los más exclusivos protagonistas mecánicos de la cinta se pone a la venta. ¡Un ejemplar único de superdeportivo español!

Secuencia de la película Need for Speed
Una secuencia de la película

Compartir protagonismo en la gran pantalla con los increíbles Koenigsegg Agera, Bugatti Veyron, Lamborghini Sesto Elemento o el McLaren P1 está a l alcance de muy pocos fabricantes de coches en todo el Mundo. Y uno de ellos fue la firma española Spania GTA, que con su avanzadísimo superdeportivo “Spano”. Un ejemplo de ello es la inédita carrocería del coche, realizada con fibra de carbono, grafeno, titanio y Kevlar.

Fue en 2014 cuando se estrenó “Need for Speed” en los cines, título de sobra conocido por los gamers gracias a las más de 150 millones de copias que se han vendido de este videojuego. La adaptación a la gran pantalla fue posible gracias a DreamWorks Pictures y Reliance Entertainment. Ambas productoras, además, eligieron al modelo español para promocionar su cinta en el Paseo de la Fama de Hollywood, haciéndolo desfilar por la mismísima alfombra roja.

El GTA Spano en Hollywood
El superdeportivo español, en Hollywood con motivo de la peli

Si tienes algo más de medio millón y medio de euros, ahora puedes comprar precisamente esa unidad, que por supuesto también se utilizó en el rodaje de la trepidante película de 2014.

Un modelo único con motor V10 Twin Turbo de 7.990 cc, 925 CV de potencia y un par motor de 1220 Nm. Las prestaciones son de infarto, como deben ser en un superdeportivo: acelera de 0 a 100 Km/h en sólo 2,9 segundos y alcanza más de 370 km/h. La caja de cambios es automática secuencial de 7 velocidades con levas en el volante.

Cartel de la película Need For Speed

Y todo ello “Made in Spain” gracias a Domingo Ochoa, que hace ya unos años se propuso crear un superdeportivo que aunara la tecnología más avanzada con la deportividad, elegancia y exclusividad. Así, el sueño ha pasado de Valencia a Hollywood y, ahora, quién sabe, ¿a tu garaje?