El Candy Crush no se te va de la cabeza

¿Formas parte de los 50 millones de personas enganchadas a este videojuego? Si eres fan y tienes moto, puedes tener este casco tan llamativo. No se te irá el Candy Crush de la cabeza…

 

casco de moto Zeta Candy Crush X-PLOSION
Modelo Zeta Candy Crush X-PLOSION

casco de moto Zeta Candy Crush X-PLOSION

Y también deberás tener un espíritu desenfadado y divertido para “lucir” alguno de los modelos que acaba de lanzar la firma española NZI.

casco de moto Rolling Sun Candy Crush Gameboard
Modelo Rolling Sun Candy Crush Gameboard

No te podrás quitar de la cabeza el famosísimo juego… literalmente. El comparador de precios de mantenimiento deja por un momento las cuatro ruedas para daros a conocer lo último y más divertido en cuanto a cascos para motoristas.

Basados en los modelos “Zeta” y “Rolling” que tiene el catálogo de la marca, se han realizado tres decoraciones diferentes: “Gameboard”, de termoplástico con visor solar integrado y con un precio de 184 €; y los modelos “Sugarbaby” y “X-Plosion”, que ofrecen sencillez y elegancia, siendo muy compactos y ligeros.

Estos últimos están disponibles con hasta tres tipos de pantallas y diferentes tonos y dimensiones. El precio en este caso es de 144 €.

casco de moto Zeta Candy Crush Sugarbaby
Modelo Zeta Candy Crush Sugarbaby

Las tres nuevas y divertidas decoraciones creadas por NZI, empresa española especializada exclusivamente en la fabricación de cascos para motoristas, se ofrecen en cascos abiertos confortables y muy ligeros, con un perfecto ajuste y acabados de calidad.

Hay que reconocer que esta marca de cascos se esfuerza por ofrecer una gama exclusiva y original. Recordemos que en este mismo Blog de Tallerator ya hablamos del casco homenaje “Ángel Nieto 12+1”,  decorado con fotografías de las distintas épocas en competición del multicampeón de Motociclismo. Se subastó la primera unidad firmada por el piloto.

Ahora toca seguridad con algo de atrevimiento ahora que llega el buen tiempo con la línea “Candy Crush by NZI”. No podremos quitarnos las chucherías digitales de la cabeza…