Un café por 30 vatios

Una de las iniciativas más originales y ecológicas del año ha tenido lugar en París. Durante tres días, Nissan abrió una cafetería ecológica donde en lugar de monedas y tarjeta, los clientes solo podían pagar… Con electricidad.

Cafetería ecológica de Nissan en París
Cafetería ecológica de Nissan en París. Pero solo estuvo tres días abierta

Había que celebrar los 3.000 millones de kilómetros que los propietarios del Nissan Leaf han recorrido ya con el modelo. Y al ser eléctrico, nada mejor que una iniciativa en donde se aunase el ocio, la tecnología y la ecología. Así se ha iniciado el proyecto “Electrify the World”. Una plataforma comunitaria digital para impulsar la concienciación y la participación de la sociedad en los vehículos eléctricos y en la vida sostenible.

Y qué mejor sitio que un lugar tan cotidiano como una cafetería. Lugar de encuentro diario en el día a día de millones de personas de todo el Mundo. Pero éste es distinto. Lo primero es que el “Nissan Electric Café” ha estado abierto solo durante un fin de semana. Pues  se creó bajo la filosofía de establecimiento pop-up o “comercio efímero”. O sea, el lugar solo está disponible durante un tiempo limitado.

Cafetería ecológica de Nissan en París

Y en segundo lugar, lo más importante: el despliegue de ideas y tecnologías innovadoras que nos muestran un futuro interesante en donde pagar por bienes y servicios puede hacerse con energía. Quizá la economía se parezca pronto a una enorme batería de coche.

Fotos a cambio de vatios en cafetería ecológica

Quienes tuvieron la oportunidad de acercarse al local abierto en París del 16 al 18 de diciembre, pudieron, por ejemplo, atravesar un pasillo de baldosas de inducción electromagnética. Con ellas se generaba energía. También probaron la zona fotovoltaica Pavegen. En ella había que saltar sobre los azulejos para producir suficiente energía para tomar fotografía del momento.

Cafetería ecológica de Nissan en París
Zona en donde había que saltar para producir la energía suficiente para sacarte la foto

La cafetería también contó con el innovador sistema de asientos WeWatt, que anima a la gente a hacer un poco de ciclismo estático mientras están sentados en el local. Así, además de ejercicio, generan un voltaje de salida para pagar la bebida que deseen.

Todo ello fue gestionado con una gama de nuevas tecnologías. Como la Nissan Intelligent Mobility y una unidad xStorage Home, sistema de almacenamiento de energía fruto del trabajo de la marca de automóviles en colaboración con Eaton.

Cafetería ecológica de Nissan en París
Nissan’s electric cafe

«Nuestro sistema de pago con “café energético” es una manera perfecta de mostrar cómo podemos revolucionar la forma en la que generamos y utilizamos energía». Así lo aseguró Gareth Dunsmore, Director de Vehículos Eléctricos de Nissan Europe. Ha comenzado la electrificación de la economía. Y va sobre ruedas.